Comentarios a Mt 10, 27

Cf. Hechos 28, 23 y nota.

Hechos 28, 23

23*Le señalaron un día y vinieron a él en gran número a su alojamiento. Les explicó el reino de Dios, dando su testimonio, y procuraba persuadirlos acerca de Jesús, con arreglo a la Ley de Moisés y de los Profetas, desde la mañana hasta la tarde.

* 23. San Pablo se alza aquí por última vez, a lo que parece, en un extremo esfuerzo, por conseguir que Israel y principalmente Judá, acepte a Cristo tal como Él se había presentado en el Evangelio, es decir, como el Profeta anunciado por Moisés (cf. Hechos 3, 22 y nota; Juan 1, 21 y 45; Lucas 24, 27 y 44) que no viene a cambiar la Ley sino a cumplirla (Mateo 5, 17 ss.); que “no es enviado sino a las ovejas perdidas de Israel” (Mateo 15, 24), y a Israel envía también primero sus discípulos (Mateo 10, 50). Por eso se dirige Pablo en este último discurso de los Hechos a los judíos principales de Roma, aclarándoles que en nada se ha apartado de la tradición judía (versículo 17) antes bien que está preso por defender la esperanza de Israel (versículo 20), y les predica según su costumbre, a Cristo y el Reino de Dios con arreglo a la Ley de Moisés y a los Profetas, como lo hace en la Carta a los Hebreos (cf. Hebreos 8, 8 ss.) y como “siempre que predicaba a los judíos” (Fillion). Pero ellos se apartaron de él todos (versículo 25 y 29), sin quedarse siquiera los que antes le creyeron (versículo 24). Es el rechazo definitivo, pues Pablo, preso por dos años más (versículo 30), no puede ya seguir buscándolos en otras ciudades (véase Hechos 13, 46; 18, 6 y notas; cf. Mateo 10, 23 y nota). Termina así este tiempo de los Hechos, concedido a Israel como una prórroga del Evangelio (cf. la parábola de higuera estéril: Lucas 13, 8 s.) para que reconociese y disfrutase al Mesías resucitado, a quien antes desconoció y que les mantuvo las promesas hechas a Abrahán (cf. 3, 25 s.). San Pablo escribe entonces desde Roma, con Timoteo, a los gentiles de Éfeso y de Colosas la revelación del “Misterio” del Cuerpo Místico, escondido desde el principio (Efesios 1, 1 ss. y notas).

admin