Comentarios a Mt 12, 34

La boca habla de la abundancia del corazón: La lengua es el espejo del corazón. La boca del justo es un canal de vida (Proverbios 10, 11), más la lengua del impío es una cloaca llena de cieno. Véase Efesios 4, 29; 5, 4-6; Santiago 1, 26; 3, 6 y 8; Proverbios 12, 14; Eclesiástico 21, 29. San Agustín lo aplica a Jesús y dice que el Evangelio es la boca por donde habla su corazón.

admin