Comentarios a Mt 6, 26

Véase un argumento análogo en Isaías 40, 25-31, donde el divino Padre se queja de que se le mire como malo e indiferente ante nuestras necesidades.

admin