Comentarios a Mt 6, 33

Todo el orden económico del cristianismo está resumido en esta solemne promesa de Jesús. Su conocimiento y aceptación bastaría para dar solución satisfactoria a todos los problemas sociales. La justicia, según la Sagrada Escritura, no ha de entenderse en el sentido jurídico de dar a cada uno lo suyo, sino en el de la justificación que viene de Dios (Romanos 3, 25 s.; 10, 3 ss. y 30 ss.; Filipenses 3, 9), y de la santidad, que consiste en el cumplimiento de la divina Ley. Véase Salmo 4, 6 y nota; Hebreos 13, 5. Cf. Lucas 18, 9 ss. y nota.

admin