¿En donde dice la Biblia que…? – Repuestas a nuestros hermanos protestantes 1

De acuerdo a cantidad de consultas que hemos recibido y haciéndonos eco del acoso al que son sometidos muchos de nuestros hermanos católicos por nuestro hermanos separados y muchas veces no sabiendo que contestar o como defender nuestra fe católica, realizaremos varias entregas con distintas cuestiones que generalmente nos realizan los protestantes y demás sectas a nuestra fe católica.

Como aprenderás en el desarrollo de estas entregas cuando un hermano separado te increpe con ¿dónde dice la biblia que…? Le podrás contestar: ¡Momento, primero contéstame tu estas preguntas…!

Hay que reconocer, y éste es en gran medida el propósito de estas entregas, que muchas de estas personas no están animadas por mala voluntad, sino por una errónea comprensión de la fe católica, que hace comprensible su rechazo activo de nuestra Iglesia.

Mi deseo es que estas páginas también les sirvieran a ellos para despejar algunos equívocos sobre lo que creemos los católicos.

La mayor parte del contenido de estas entregas esta extraído del libro “¿En dónde dice la biblia que…?” del presbítero y compatriota argentino Miguel Ángel fuentes del IVE (Instituto del verbo encarnado).

La cuestión fundamental

1-No saben porque usan la biblia

Los protestantes en general, y en particular las sectas que apelan constantemente a la Biblia, no pueden fundamentar el uso que hacen de ella; es decir, no saben por qué usan la Biblia.

La usan, tanto para su devoción y alimento particular (lo cual deseamos que continúen haciéndolo), como también para objetar a los católicos las enseñanzas principales de nuestra fe, en lo cual hay un gran abuso, puesto que precisamente ellos deberían primero probar por qué tiene que estar en la Biblia lo que nosotros enseñamos y creemos, lo cual no pueden hacerlo, porque la Biblia no dice que todo tiene que estar allí.

No estamos diciendo que las verdades de nuestra fe no estén en la Biblia, sino que, si bien están allí (explícita o implícitamente, como veremos más adelante), el que “tengan que estar” no es doctrina bíblica.

2 -¿Con que derecho usan la Biblia y porque la interpretan privadamente?

Las objeciones y dificultades que nos ponen los no católicos son numerosas, casi todas basadas en malas comprensiones de textos bíblicos o lecturas parciales de la Sagrada Escritura.

Pero primero ellos deben justificar por qué usan la Biblia y qué derecho tienen para hacerlo, y, segundo, deben justificar con qué derecho ellos se atribuyen el derecho de interpretar privadamente la Biblia.

El recurso exclusivo a la Biblia y el derecho de interpretarla privadamente son los dos grandes principios que todo el cristianismo no católico ha heredado de los primeros reformadores.

El gran problema del cristianismo no católico es que los dos principios son imposibles de fundamentar y llevan a un círculo vicioso y a un callejón sin salida.

No se les debe responde a las objeciones de un no católico hasta tanto ellos no demuestren con qué derecho usan la Biblia.

El católico debe comenzar por exigirles a estas personas que fundamenten con qué derecho ellos usan la Biblia; si nos piden que digamos en qué lugar de la Biblia se encuentra indicada tal o cual verdad, tal o cual práctica, ellos deben primero explicarnos y fundamentarnos por qué eso debe estar en la Biblia.

Nos dirán que porque la Biblia es Palabra de Dios (lo que todo católico acepta); el problema es que el protestante no puede demostrar que la Biblia sea Palabra de Dios y por tanto, no tiene derecho a usarla en contra de los católicos.

Entonces nuestra repuesta será ¿cómo sabes que la Biblia es palabra de Dios?

Los católicos, en cambio, sí pueden demostrar que la Biblia es Palabra de Dios, y por tanto, son los católicos (es decir, el magisterio de la Iglesia católica) quienes tienen el derecho de interpretar la Biblia.

Esto que acabamos de decir muestra la falencia principal de todo el protestantismo: en razón de los principios fundamentales de su religión.

Las respuestas a las objeciones puntuales, por tanto, serán más bien de carácter ilustrativo para los mismos católicos (es decir, para ayudarles a profundizar su fe) puesto que un no católico, al no poder demostrar su derecho a usar la Biblia, tampoco puede exigir una respuesta a sus preguntas, que no obstante, por caridad, podemos darles.

¿Cómo saben y prueban que la biblia es palabra de Dios?

¿Dónde dice la Biblia que ella es Palabra o Revelación de Dios?; es más, ¿en dónde dice la Biblia qué es la Biblia, es decir, cuántos y cuáles libros forman parte de la Biblia?

Sólo la Iglesia católica y la Tradición pueden garantizar esta verdad: que la Biblia es Palabra de Dios y que está conformada por tales y cuales libros y que tales o cuales traducciones responden al sentido literal de los textos originales.

Los principios fundamentales del protestantismo

Los principios fundamentales del protestantismo son dos: sola escritura y sola fe.

El principio de sola escritura, formulado por Lutero significa dos cosas:

  • Que la Biblia es palabra de Dios, y por tanto, debemos creer todo lo que ella dice, y no hay más palabra de Dios que la Biblia, por tanto, se ha de creer solamente lo que dice la Biblia, de donde brota el rechazo de toda Tradición y Magisterio de la Iglesia.
  • Que cada uno ha de interpretarla por sí mismo (llamado “principio del libre examen”).

Precisamente esto es lo que ha llevado, desde la Reforma de Lutero, a tanta multiplicación de iglesias protestantes y luego de sectas derivadas: cada uno interpreta privadamente la Biblia…

Nuestra afirmación es la siguiente: los protestantes no pueden demostrar ninguno de estos dos principios, por tanto, en rigor no pueden demostrar el valor de su religión ni pueden con honestidad objetar a nadie nada usando la Biblia, puesto que ellos no pueden demostrar que sea Palabra revelada por Dios.

La Biblia es palabra de Dios

Tanto los católicos como todos los protestantes creen que la Biblia es Palabra de Dios, es decir, que los libros contenidos en la Biblia han sido revelados por Dios.

La diferencia está en que los católicos lo creen porque la Iglesia lo enseña y ella sale de garante de esta verdad.

La Iglesia, pues, debe demostrar ella misma que tiene esta autoridad y luego garantizar con dicha autoridad que tales o cuales libros han sido inspirados por Dios.

Para esto la Iglesia ha realizado los tratados teológicos De vera religione (“sobre la verdadera religión”) y De vera Ecclesia (“sobre la verdadera Iglesia”),

Nota: Cuando decimos “probar” nos referimos a una “demostración” científica; la fe en la Palabra de Dios no se opone a la demostración de los fundamentos de la fe. Por tanto, hablamos de probar con razonamientos verdaderos, regidos por las leyes universales de la lógica (aunque sean expuestos en lenguaje sencillo y popular), de lo contrario, no hay prueba que valga (las que me han intentado dar algunas personas o caen en peticiones de principio -círculo vicioso- usando como argumento probatorio aquello a lo que deberían llegar como conclusión; o usan términos equívocos, etc.).

Los protestantes también creen que la Biblia es Palabra de Dios y la tienen en gran veneración, pero no pueden demostrarlo, no lo pueden probar, lo cual hace que su religión sea un fideísmo (creen sin poder explicar por qué creen); esto demuestra que su principio es falso y todo cuanto edifican sobre ello es también falso.

De hecho, usando el mismo principio del protestantismo, se podría concluir que también son Palabra de Dios el Corán, los libros Vedas, o los escritos de cualquier loco que dice tener revelaciones divinas.

Para entender esto debemos tener en cuenta que la Biblia no es un libro único, sino una colección de libros y escritos. Son cartas, profecías, historias, etc., algunas escritas antes del nacimiento de Jesucristo y otras después.

Estos libros y cartas no han sido los únicos escritos religiosos de la antigüedad, ni siquiera los únicos dentro del pueblo judío. De hecho, circularon en los tiempos bíblicos otros libros que la Iglesia no admitió como inspirados, por ejemplo los llamados apócrifos.

Para formar la Biblia, por tanto, hubo que elegir entre todos los escritos, cosa que no se hizo en un momento, porque hasta la muerte del último apóstol no estuvieron compuestos todos los libros.

Si no fuera por la Iglesia, que hizo este trabajo, no sabríamos cuáles son los libros inspirados por Dios, y por tanto, “Palabra de Dios”, y si la Iglesia no fuera infalible no podríamos tener seguridad de que esos libros son efectivamente inspirados por Dios.

Los protestantes, al no aceptar la autoridad de la Iglesia, (no aceptan magisterio alguno ni tradición), no pueden saber por qué admiten que la Biblia es Palabra de Dios. La aceptan y punto; no saben por qué ni lo pueden demostrar y los intentos de prueba que hacen caen en silogismos viciosos.

Aceptan la Biblia como Palabra de Dios, pero con la misma seguridad que para los mormones tiene el Libro de Mormón, o para los musulmanes el Corán, o los textos Vedas para los hindúes.

Si los protestantes no aceptan que estos libros (el Corán, el Rig Veda, etc.) sean inspirados, deben reconocer que tampoco pueden probar que sean inspirados los suyos (la Biblia).

Los protestantes se contradicen y se refutan a sí mismos

Afirman que la Biblia es Palabra de Dios y que sólo hay que creer lo que está en la Biblia.

Pero ¡en ningún lugar de la Biblia se dice que la Biblia (toda ella, es decir los 47 libros del Antiguo Testamento y los 27 del Nuevo Testamento) es Palabra de Dios!

Los protestantes dicen que sólo hay que admitir las verdades claramente expresadas en la Biblia, pero ¿en qué texto de la Escritura se afirma el principio de que “la Biblia es Palabra de Dios” o de que “sólo la Escritura es norma de fe”?

Sólo puede aducirse, como más próximo, el texto de San Pablo: “toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para argüir, para corregir y para educar en la justicia” (2 Tim 3,16)

Pero este texto no dice qué límites o alcances tiene la expresión “toda Escritura”: ¿a qué libros se refiere? ¿Todo libro escrito en el mundo? ¿Son los libros que se contienen en la Biblia actual?; en tal caso, ¿cómo sería, puesto que algunos no estaban todavía escritos al escribir eso San Pablo?

El pasaje sólo puede ser entendido como referido a la utilidad de los libros inspirados (en el sentido de toda Escritura inspirada por Dios es útil para…) pero no con intención de delimitar cuál es esa Escritura inspirada.

De este modo, para los protestantes sólo la Biblia es regla de fe… pero en la misma Biblia no se dice cuál es la Biblia, o sea el conjunto de libros inspirados, lo cual deja a los protestantes sin norma de fe… a menos que la pidan prestado a la tradición, sin reconocerlo.

Con toda razón tuvo que aceptar esto el mismo Lutero en su Comentario sobre San Juan al decir: “Estamos obligados de admitir a los Papistas que ellos tienen la Palabra de Dios, que la hemos recibido de ellos, y que sin ellos no tendríamos ningún conocimiento de ésta”.

Algunos afirman que saben que la Biblia es palabra de Dios por el efecto que les produce su lectura

Pero esto es evidentemente erróneo

  • Implica una nueva contradicción con sus principios, pues ellos dicen creer solamente lo que está en la Biblia y la Biblia en ninguna parte dice que se puede conocer que un escrito es palabra de Dios por el efecto que produce su lectura.
  • Las cosas que se han añadido a la Biblia y las frases o palabras mal traducidas, no son palabra de Dios. Si fuese verdad que ellos pueden conocer si un escrito es palabra de Dios por el efecto que les produce su lectura, entonces al leer algo añadido a la Biblia o mal traducido, sabrían que no es palabra de Dios por no producirles el efecto que dicen que les produce la lectura de la Biblia, palabra de Dios. Pero hagan la prueba de hacer leer a cualquier protestante diversos textos, algunos de los cuales deliberadamente mal traducidos y que disciernan por los efectos producidos cuál es palabra de Dios y cuál no es… No pueden hacerlo porque el principio es falso.
  • ¿Por qué, si nosotros tenemos la misma naturaleza que los miembros de las sectas protestantes, al leer la Biblia no advertimos que sea palabra de Dios por el efecto que nos produce su lectura? Y si nosotros no lo advertimos, tampoco ellos los advertirán; por tanto, es falso lo que dicen
  • Si esto fuese verdad, para saber que un escrito no es palabra de Dios, habría que leerlo para advertir que no produce aquel efecto y, por lo tanto, no es palabra de Dios. ¿Y han leído las sectas todo lo que se ha escrito en el mundo para decir que sólo lo que está en la Biblia es palabra de Dios? Si no han leído todos los libros, cartas, periódicos, revistas, etc., que se han escrito en el mundo, ¿cómo saben que sólo lo que está en la Biblia es Palabra de Dios?

Por este motivo, el que no haya más libros inspirados que los que tenemos en la Biblia es doctrina de la Iglesia católica, no de la misma Biblia.

¿Si tú también lo crees, para qué tengo que probártelo?

A veces sucede que cuando un católico les pide a los miembros de las sectas que prueben que la Biblia es palabra de Dios, éstos le preguntan si él cree que es palabra de Dios, por supuesto el católico responderá que lo cree, entonces nos dirán ¿Si tú también lo crees, para qué tengo que probártelo?

No hay que caer en este sofisma, puesto que los católicos creemos que la Biblia es Palabra de Dios apoyándonos en la autoridad del magisterio de la Iglesia.

Por el contrario, si algún protestante nos responde así, habría que decirle: “¿Usted cree que la Biblia es Palabra de Dios por el mismo motivo que lo creo yo? Porque si cree por el mismo motivo, entonces está aceptando que la Iglesia católica es la Iglesia verdadera fundada por Jesucristo y que tiene autoridad infalible para determinar qué libros son inspirados por Dios y cuáles no. En tal caso: ¡bienvenido al catolicismo!”

El problema de las traducciones de la Biblia

La Biblia es palabra de Dios; pero la Biblia inspirada por Dios no ha sido escrita en nuestras lenguas modernas.

Algunos de sus textos originalmente fueron escritos en hebreo y otros en griego.

Nosotros tenemos traducciones de la Biblia; y toda traducción, al no poder verter en la lengua a la que se quiere traducir, toda la riqueza del original, tiene que añadir expresiones para hacerse entender, las cuales añaden o quitan palabras al texto original.

Esto lo hace notar la misma Biblia, puesto que el libro del Eclesiástico comienza con un prólogo del traductor (nieto de Jesús ben Sirá, autor del libro) que reconoce lo siguiente: “Las palabras hebreas pierden mucho de su fuerza trasladadas a otra lengua. Ni es sólo este libro, sino que la misma Ley y los Profetas, y el contexto de los demás libros, son no poco diferentes de cuando se anuncian en su lengua original”.

Ahora bien cuando las sectas se presentan con la Biblia, se les puede preguntar: “¿Esto es la Biblia o una traducción de la Biblia?”. Han de decir que una traducción. Entonces “Si es una traducción añada el católico”

¿Dónde dice la Biblia que se puede traducir? ¿Dónde dice la Biblia que esta traducción está bien hecha y no contiene errores?, pues, según ustedes hemos de creer solamente lo que dice la Biblia”.

Para probar que la Biblia se puede traducir y que la traducción está bien hecha y no contiene errores, hace falta una autoridad distinta de la Biblia y posterior a ella y a la traducción, autoridad que las sectas no admiten. La única autoridad es el Magisterio de La Iglesia Católica

27 comments

  1. Muchas gracias por el contenido de: ” En dónde dice la Biblia que…? Es muy duro para nosotros tratar con los hermanos protestantes. Normalmente tienen seleccionados los textos que como tarea les colocan, para sembrar dudas en aquellos que no están medianamente instruidos en nuestra doctrina. Pienso que debemos avanzar en este aprendizaje para lograr una defensa de nuestra fe, basada en argumentos como los presentados en esta parte que nos han explicitado. Espero seguir estudiando sus próximas publicaciones.

  2. Me gusta este escrito, Dios mismo permita que puedan continuar con estas publicaciones, ya que para muchos católicos le ayudaria a poder responder frnte a nuestros hermanos separados, cuando nos hacen tal y cual preagunta o aseveran algo en contra de la Palabra como hemos aprendido en nuestra fe. Así pues que espero la continuación de estos escritos que nos apoyaran para fortalecer nuestra fe. gracias.

  3. “Pero ¡en ningún lugar de la Biblia se dice que la Biblia (toda ella, es decir los 47 libros del Antiguo Testamento y los 27 del Nuevo Testamento)…”
    ¿.”47″.?

    Cuarenta y seis (46), y cuarenta y cinco (45) tradición septuaginta.-

    • Si es gratuita, tambien puedes enviar un mensaje de whatsapp y recibir nuestra info todos los dias en tu telefono

  4. MUCHAS GRACIAS POR ESTE MATERIAL QUE SIRVE COMO TEMAS DE ESTUDIO EN LOS TALLERES DE APOLOGÉTICA DEL CENTRO DE FORMACIÓN SAN IGNACIO DE ANTIOQUÍA DE NUESTRA PARROQUIA SAN JUAN BAUTISTA DE CHINÁCOTA-COLOMBIA, DENTRO DEL PROYECTO DE LA RED CATÓLICA HOSPITALITOS DE LA FE, DIRIGIDAS POR EL PADRE HECTOR PERNÍA DE LA DIÓCESIS DE SAN CRISTOBAL-VENEZUELA http://misionhf.blogspot.com.co/2015/01/red-telefonica-catolica-hospitalitos-de.html

  5. “manual para como atacar a otras religiones” pense que seria mejor de un manual de como amarse los unos a los otros sin importar raza posicion social ideologia o Religion

    • Carlos no es esa la intencion y se aclara en el articulo, de hecho no se ataca a nadie sino que se fundamentan temas que son erroneamente cuestonados constantemente por los protestantes a los catolicos, El objetivo de estos articulos es darle a los catolicos argumentos para defender su fe catolica y esto esta claro. En ningun lado dice hay que atacar a otras religiones, el catolico por su fundamento no ataca otras religiones sino todo lo contrario, hay muchas lugares y regiones del mundo donde son hostigados por otras religiones

    • Al contrario amigo siempre en nuestras casas se acercan diferentes sectas y nos preguntan y muchas veces nos dejen entreves que solo nosotros pecamos y ellos NO, y entonces hay que tener argumentos y formarnos mejor para conocer la Fe y no quedar en dudas.

  6. si se vive pensando que el único camino es la católica o la evangélica u otra religión están equivocados todos “El ÚNICO camino es el de seguir a JESUS, DIOS nooo es religión es salvacion! bendiciones de parte de alguien que “no pertenece a ninguna religión” pero sabe que en el lugar donde estés y alabes a Dios de corazon el te escucharà y perdonarà!!!

    • Te equivocas Jhonny, el ser humano es un ser religioso por naturaleza porque asi lo ha querido nuestro creador y la unica religion verdadera essta en la Iglesia que fundo Jesucristo, la Iglesia Catolica. lo que tu intentas decir es tu tienes tu Dios, te has hecho un Dios a tu manera y conveniencia, con todo respeto y amor fraterno te digo que debes revisar esto porque estas en un gran error y de ese error depende el destino de tu alma. Ojala puedas reviarlo y ver lo que te estoy diciendo, estamos a tu disposicion para lo que necesites

    • Bien dicho amigo…. Yo le diría a esta persona que escribe estos artículos que el magisterio de la Iglesia católica es la autoridad máxima en decir como se debe interpretar la biblia…

    • como vas a decir que yo tengo un Dios diferente mi Dios es el mismo creador de todo lo escribo con mayuscula Dios alabado su nombre bendecida noche

  7. Agradecido de todo corazón, por la información recibida la utilizare en el momento oportuno cuando tenga un encuentro casual con alguno de ellos. Ya tengo mas argumentos en que apoyarme, antes los invitaba a rezar un ROSARIO a LA VIRGEN cuando por casualidades del destino me conseguía con un protestante…..!

  8. Muy cierto, el magisterio de la iglesia católica tiene autoridad de interpretarla y no cualquier persona que como nosotros siendo hombre de fe débil y no vivir la plena voluntad del señor, erramos como por ejemplo, desde 1500 tiempo de la reforma protestante hasta hoy, existen muchas personas que creen de maneras diferentes y dividen el cuerpo de cristo creando diferente sectas de lo contrario san Pablo no diría sobre sus cartas esto
    2 Pedro 3;16 E insiste sobre esto en todas sus cartas. Hay en ellas puntos difíciles de entender, que los ignorantes y pocos firmes en la fe interpretan torcidamente para su propio daño, como hacen también con las demás escrituras.

  9. Muy dilectos, con cierta curiosidad lei la apologetica del encabezado, asimismo los puntos de vista de los escribientes. Permitaseme participar apuntando a lo que es cardinal en la fe cristiana: La vida, pasion, muerte y resurreccion del Señor Jesucristo. Aquel que vino a declararnos que El, es el camino, la verdad y la vida. Que nadie puede ir al Padre, sino por El. Que el que esta en Cristo, es nueva criatura, que las cosas viejas pasaron y todas son hechas nuevas. Que es necesario “nacer de nuevo”, del agua y del Espiritu para ver y entrar en el Reino de Dios. Pongo enfasis, en la verdad de que “Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aun pecadores, Cristo murio por nosotros” y nos llama al arrepentimiento de nuestros pecados y fe en el Señor Jesucristo. Equivale a decir a hacer del Señor Jesucristo el dueño y amo de nuestras vidas. Sabemos que viene pronto, le estamos esperando? Maranatha.

  10. Dios te bendiga, y te insto a que leas mas la biblia, no importa que sea la catolica, especialmente las citas que te voy a escribir, para demostrarte que la biblia Si es Palbra de Dios,Hebreos,4.2, 2da.Timoteo 3,16.17. Santiago 1,22. Isaias,40,8 Lucas,11,28 Salmos 18.30 Filipenses 2,14 al 16 Mateo 4,4 Juan 7.38 Juan 8,31,32. por nombrarte algunos, y te regalo estos tambien;Exodo 20.3,4,5 Levitico 26,1 Deuteronomio 4,15 al 19 Isaias 45,5 1RA Corintios 6,9 Apocalipsis 22,15. Estas ultimas citas es para veas con claridad el proposito de predicar la palabra de Dios, y anunciar al unico Dios vivo JESUCRISTO,

    • Salvador en ningun lado dijimos que la Biblia no es palabra de Dios, al contrario afirmamos y creemos y estamos seguros de que la Biblia es palabra de Dios

    • Estimado Salvador Gonzalez. El hecho de que un libro diga en alguno de sus textos que es Palabra de Dios no es prueba de que lo sea. Si aceptamos eso, entonces el Libro del Mormón también sería Palabra de Dios y cualquier escrito que dijera “Esto es palabra de Dios” tendríamos que aceptarlo como tal. Un documento o revelación es creible cuando una Autoridad en la que puedas confiar da testimonio de eso. Creemo en la Biblia porque la Iglesia Católica nos la garantiza y decidió cuales libros eran revelados y cuales no. De hecho, se le llama Biblia porque la Iglesia Católica decidió ponerle ese nombre.Que Dios te bendiga!

  11. Los católicos necesitamos conocer bien nuestra Iglesia, porque continuamente nos visitan miembros de otras comunidades y debemos saber como responder sabiamente a sus pretextos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *