Examen de conciencia para la confesión

Descarga aquí en PDF el examen de conciencia para la confesión

ORACIÓN PARA ANTES DEL EXAMEN

Señor mío y Dios mío, que investigas los corazones y conoces las conciencias de los hombres: dame la gracia de examinar sinceramente mis pecados y de comprender su malicia. Haz que los confiese y me enmiende de ellos, para que merezca tu perdón y tu gracia en esta vida, y después la gloria eterna. Amén.

En este examen para la confesión pondremos en negrita las preguntas que supongan materia grave

PRIMER MANDAMIENTO: AMAR A DIOS SOBRE TODAS LAS COSAS

  1. ¿Has profanado objetos religiosos o consagrados a Dios, o cometido algún otro sacrilegio?
  2. ¿Han sido pequeñas irreverencias con cosas sagradas o en lugares sagrados?
  3. ¿Te has confesado sin arrepentimiento o sin propósito de la enmienda? (No está arrepentido ni tiene propósito de la enmienda quien al acercarse a confesar quiere volver a cometer el pecado; pero sí lo tiene el que teme que volverá a caer, aunque no quiere volver a pecar).
  4. ¿Te has callado voluntariamente algún pecado grave en la confesión?
  5. ¿Has sido poco sincero procurando engañar al confesor en cosa importante relacionada con pecados graves?
  6. ¿Has confesado las circunstancias agravantes de los pecados?
  7. ¿Estás tranquilo de tu última confesión?
  8. ¿Has cumplido la penitencia?
  9. ¿Has comulgado a sabiendas en pecado grave?
  10. ¿Has recibido el sacramento de la confirmación o del matrimonio en pecado grave?
  11. ¿Crees en supersticiones? *Por ejemplo: pasar por debajo de una escalera, el nº 13, la difunta Correa, romper un espejo, amuleto, etc.
  12. ¿Has consultado adivinos?
  13. ¿Lees, tienes o prestas libros prohibidos o escritos contra la Religión?
  14. ¿Eres decidido en destruir libros, revistas, postales, etc., contrarios a la fe o la moral?
  15. ¿Rezas de cuando en cuando? (Nadie debería acostarse sin rezar tres Avemarías a la Santísima Virgen, que son prenda de salvación eterna, y un Acto de Contrición, pidiendo perdón a Dios de todos sus pecados).
  16. ¿Te distraes voluntariamente al rezar? ¿Tu oración es una auténtica conversación de mente y de corazón con Dios, o es un puro rito exterior? ¿Has ofrecido a Dios tus trabajos, dolores y gozos? ¿Recurres a Dios en tus tentaciones?
  17. ¿Procuras completar tu formación religiosa con lecturas, consultas, sermones, conferencias religiosas, etc.?
  18. ¿Crees lo que enseña la Iglesia Católica, o has sostenido ideas contrarías a ella? ¿Evitas cuanto pueda dañar tu fe? ¿Has profesado siempre, con vigor y sin temores, tu fe en Dios? ¿Has manifestado tu condición de cristiano en la vida pública y privada?
  19. ¿Has negado o dudado conscienternente de alguna verdad de fe? (No es lo mismo una duda admitida deliberadamente que una ocurrencia involuntaria).
  20. ¿Lo has manifestado a otros?
  21. ¿Te has apoyado en la misericordia de Dios para cometer más pecados?
  22. ¿Te has animado a pecar pensando que ya te confesarás después?
  23. ¿Has acudido a Dios en las tentaciones?
  24. ¿Te has desesperado, o sublevado a sangre fría contra la Providencia de Dios?
  25. ¿Has soportado con serenidad y paciencia los dolores y contrariedades de la vida? ¿Vives obsesionado por las cosas temporales y olvidado de Dios? ¿Has tardado mucho tiempo en confesarte después de pecar gravemente? ¿Obras en tus cosas con recta intención?
  26. ¿Has tenido respeto humano para las cosas de la Religión?
  27. ¿Perteneces a sociedades irreligiosas, v. gr.: masonería, espiritismo, partido comunista?
  28. ¿Has asistido a alguna sesión de espiritismo? (la Iglesia prohibe asistir a sesiones de espiritismo, ni siquiera por curiosidad).

SEGUNDO MANDAMIENTO: NO TOMAR SU SANTO NOMBRE EN VANO

  1. ¿Has jurado en falso en algo importante?
  2. ¿Has jurado con duda de la verdad de lo que jurabas?
  3. ¿Has jurado con verdad, pero sin necesidad y por costumbre?
  4. ¿Has jurado hacer algo malo, como vengarte, etc.?
  5. ¿Has blasfemado a conciencia contra Dios, la Hostia, la Virgen o cosas santas?
  6. ¿Has dicho palabras irreverentes de Dios, la Virgen o los Santos?
  7. ¿Has dicho chistes irreligiosos o ridiculizado cosas de la Religión?
  8. ¿Has sido valiente para defender a la Iglesia siempre que ha sido posible y prudente hacerlo?
  9. ¿Has tenido respeto humano en mostrar tu catolicismo?
  10. ¿Has hablado mal de la Iglesia, de sus sacerdotes o de casas santas?
  11. ¿Te has burlado de las personas buenas, por el hecho de ser buenas?
  12. ¿Has faltado al respeto debido en el templo?
  13. ¿Has cumplido, pudiendo, los votos y las promesas hechas a Dios? (Si tienes pendiente algo de esto, que te cueste cumplir, dísela el confesor, por si conviene cambiarte la obligación).

TERCER MANDAMIENTO : SANTIFICAR LAS FIESTAS

  1. ¿Has dejado de ir a Misa algún domingo o fiesta de precepto pudiendo ir?
  2. ¿Has llegado tarde y te has quedado sin oír Misa entera sin motivo suficiente?
  3. ¿Te has distraído voluntariamente durante la Misa o cometido durante ella alguna irreverencia?
  4. ¿Has confesado y comulgado por Pascua?
  5. ¿Has sido causa de que otros no vayan a Misa o trabajen sin necesidad?

CUARTO MANDAMIENTO: HONRAR PADRE Y MADRE

I – Dimensión familiar.

a – Hijos

  1. ¿Has contribuido en el seno de tu familia al bien y la alegría de los demás con tu paciencia y verdadero amor?
  2. ¿Has desobedecido a tus padres?
  3. ¿Te has burlado de ellos?
  4. ¿Los respetas?
  5. ¿Les has respondido con aspereza?
  6. ¿Les has negado la palabra?
  7. ¿Los has insultado?
  8. ¿Les has deseado algún mal?
  9. ¿Los has despreciado?
  10. ¿Los has maltratado?
  11. ¿Los has amenazado?
  12. ¿Has procurado atender sus deseos razonables sobre tu porvenir y elección de estado?
  13. ¿Te has avergonzado de ellos públicamente porque son pobres, ignorantes o ancianos?
  14. ¿Los has tratado con dureza o brusquedad?
  15. ¿Les das disgustos?
  16. ¿Los has socorrido en sus necesidades, tanto materiales corno espirituales? (Uno de los mayores pecados de los hijos para con sus padres es no facilitarles a tiempo el que reciban los últimos Sacramentos).
  17. ¿Atiendes a tus padres lo que debes con lo que ganas?
  18. Si han muerto, ¿te acuerdas de rezar por ellos y ofrecerles alguna Misa?
  19. ¿Eres indisciplinado y rebelde?

b – Hermanos

  1. ¿Has tratado bien a tus hermanos?
  2. ¿Has reñido con ellos?
  3. ¿Los has maltratado?
  4. ¿Les niegas la palabra prolongadamente?
  5. ¿Habéis hecho ya las paces?
  6. ¿Les tienes envidia?
  7. ¿Les has dado mal ejemplo?
  8. ¿Has sido causa de que aprendan a contestar a tus padres, o a desobedecer, o los has escandalizado en algo?
  9. ¿Has descubierto sus faltas graves a tus padres para que los corrijan, a no ser que haya otro medio más eficaz?
  10. ¿Ayudas materialmente a tus hermanos si ellos lo necesitan y tú puedes hacerlo?

c – Padres

  1. ¿Educas convenientemente a tus hijos en religión y en buenas costumbres? ¿Te preocupas de dialogar con ellos, conocer sus inquietudes, deseos, temores…?
  2. ¿Los alimentas, vistes e instruyes en religión y cultura?
  3. ¿Los corriges y castigas según merece la falta?
  4. ¿Los has maldecido o deseado algún mal?
  5. ¿Los tienes mimados y consentidos?
  6. ¿Sabes oponerte a sus caprichos?
  7. ¿Te ríes de sus faltas y desvergüenzas?
  8. ¿Los dejas andar ociosos y vagos?
  9. ¿Les das buen ejemplo en palabras y obras?
  10. ¿Hablas delante de tus hijos de cosas que les puedan hacer daño espiritual?
  11. ¿Les das buenos consejos para que no peligren su fe y su moral?
  12. ¿Les evitas los peligros de pecar?
  13. ¿Vigilas sus diversiones, amistades, lecturas, programas de T.V., INTERNET…?
  14. ¿Cuidas de que en tu casa no entren revistas que pueden hacer daño espiritual a tus hijos?
  15. ¿Permites que tus hijas lleven vestidos indecentes o se entreguen a diversiones peligrosas como bailes deshonestos, novios para pasar el rato, etc. ?
  16. Si tiene novio formal, ¿tomas las precauciones para que en todo se porte como Dios manda?
  17. ¿Ayudas a tus hijos para que logren un estado de vida acomodado a su condición?
  18. ¿Inculcas a tus hijos rectitud en el proceder, fidelidad al deber y espíritu de trabajo?
  19. ¿Tienes arreglado tu testamento de modo que si faltas inesperadamente no haya conflictos?
  20. ¿Has perjudicado a tus hijos injustamente en la herencia que les corresponde?
  21. ¿Has violentado a tus hijos en la elección de estado o prohibido que se consagren a Dios?

d – Esposos:

– para ambos.

  1. ¿Son cariñosos y amables?
  2. ¿Se maltratan?
  3. ¿Se insultan y pelean?
  4. ¿Se quitan la libertad para lo bueno y lo lícito, o para lo religioso?
  5. ¿Se desautorizan delante de los hijos?
  6. ¿Se tienen celos infundados?
  7. ¿Se ponen en peligro de infidelidad?
  8. ¿En el acto matrimonial se dejan llevar del egoísmo?
  9. ¿Usan del matrimonio según la moral cristiana?
  10. ¿Tienen cuidado de no usar del matrimonio con escándalo de los hijos o de otros?
  11. ¿Faltan a la fidelidad conyugal en obras o en deseos?

– para la esposa.

  1. ¿Has malgastado el dinero en vanidades y gastos inútiles?
  2. ¿Gastas más de lo que puedes o contraes deudas de importancia sin saberlo tu marido?
  3. ¿Has dejado solo demasiado tiempo a tu esposo?

– para el esposo.

  1. ¿Le ahorras trabajos innecesarios?
  2. ¿La apoyas para que pueda desempeñar cristianamente sus deberes de esposa y madre de tus hijos?
  3. ¿Le das lo suficiente para los gastos de la familia?

II- Dimensión social

a. Superiores y funcionarios

  1. ¿Tratas con justicia y caridad a tus subordinados?
  2. ¿Procuras que se guarden las leyes justas?
  3. ¿Tienes asegurados convenientemente a tus obreros y empleados?
  4. ¿Has guardado justicia en la distribución de cargos, empleos, privilegios, honores y premios?
  5. ¿Has dado cargos de responsabilidad a personas que pueden hacer daño?
  6. ¿Has protegido a los pobres y desvalidos?
  7. ¿Atiendes sin razón a recomendaciones?
  8. ¿Te has dejado sobornar por dinero? (No son soborno los regalos y las propinas que se dan por favores que no han sido contra justicia).
  9. ¿Mandas lo que debes mandar?
  10. ¿Has cometido alguna injusticia?
  11. Si tienes algún cargo o ejerces alguna autoridad, ¿lo usas para tu utilidad personal, o para el bien de los demás, en espíritu de servicio?
  12. ¿Evitas los escándalos y abusos de otros, o los toleras por temor a algún poderoso, por respeto humano o por provecho propio?
  13. ¿Has tomado determinaciones injustas o despachado expedientes injustos?
  14. ¿Haces todo el bien que puedes?
  15. ¿Has cumplido a conciencia tus obligaciones?
  16. ¿Das ejemplo de puntualidad y laboriosidad en tu trabajo?
  17. ¿Has perjudicado a alguien con tu descuido en el desempeño de tu cargo?
  18. Si influyes en las primas, incentivos, etc., que ganan tus subordinados, ¿das realmente a cada cual lo que se merece, o favoreces a los que te son simpáticos y perjudicas a los que te son antipátícos?
  19. ¿Te has aprovechado indebidamente de tu cargo en provecho propio?
  20. Si hay mujeres trabajando contigo, ¿encuentran en ti un caballero, o, por el contrario, un tormento o una tentación?
  21. ¿Eres diligente en despachar los asuntos de otros que están esperando tu tramitación?
  22. ¿Pospones los negocios de los pobres a los de los ricos, perjudicando a aquéllos con el retraso?
  23. ¿Eres atento y amable con todos?
  24. ¿Cuidas de que tus subalternos no traten mal a los que acuden a ellos?
  25. ¿Son tus modales duros, despóticos o desagradables?
  26. ¿Repercuten en el trato con tus subordinados tus disgustos familiares o tu malestar físico o espiritual?
  27. ¿Sabes mandar con amabilidad?
  28. Cuando haya que reprender, ¿procuras hacerlo constructivamente, sin ofender ni injuriar?
  29. ¿Felicitas a tus subordinados cuando su trabajo lo merece para que puedan ellos tener la satisfacción de sentirse útiles a los demás?

b. Patrones

  1. ¿Das a su tiempo el salario justo y conveniente?
  2. ¿Hay armonía entre lo que ganan tus obreros y los beneficios que tú sacas de ese trabajo?
  3. ¿Eres culpable del hambre de tus obreros por darles salarios insuficientes?
  4. ¿Tienes bien clasificados a tus obreros pagándoles conforme a la categoría del trabajo que de hecho realizan?
  5. ¿Les pagas equitativamente las horas extraordinarias, y los trabajos especialmente duros o peligrosos?
  6. ¿Guardas con ellos las leyes? ¿Tienes asegurados convenientemente a tus obreros?
  7. ¿Has cumplido tus promesas y contratos?
  8. ¿Dotas a tus obreros del equipo suficiente para suavizar en lo posible la dureza del trabajo?
  9. ¿Las condiciones de higiene y seguridad en el trabajo son tales que tú en su lugar no pedirías más?
  10. ¿Procuras estar informado de las circunstancias en que trabajan tus obreros y las dificultades que tienen, o tu negligencia en enterarte de las cosas es causa de que ellos sufran injustamente?
  11. ¿Te esfuerzas por complacer a tus obreros en sus deseos razonables?
  12. ¿Tratas a tus obreros con caridad cristiana como a tus hermanos?
  13. ¿Te interesas por su bienestar, su salud, su familia … , en cuanto esto sea posible?
  14. ¿Evitas cuanto puedes su perversión moral y los peligros de sus almas?
  15. ¿Evitas en lo posible la promiscuidad de sexos?
  16. ¿Te preocupas de que tus jefes de taller o de oficina no perviertan al personal que tienen a sus órdenes?
  17. ¿Das buen ejemplo con una actitud irreprochable para con las mujeres que tienes a tu servicio?
  18. ¿Facilitas el ejercicio de los deberes religiosos de tu personal?
  19. ¿Les encargas trabajos que ofenden su conciencia?
  20. ¿Les impones trabajos superiores a sus fuerzas?
  21. ¿Aprecias el esfuerzo realizado y reconoces su mérito para que tus subordinados gocen de esta satisfacción?
  22. ¿Abusas de los necesitados?
  23. ¿Te procuras ganancias desproporcionadas?
  24. ¿Has perjudicado injustamente a alguna persona con tus negocios?
  25. ¿Te preocupas de la moral en los negocios y de tener rectamente formada la conciencia profesional?
  26. ¿Cumples con la justicia social y cooperas al remedio en circunstancias difíciles para los obreros?
  27. ¿Contribuyes, según tus posibilidades, al remedio de la sociedad, empleando tu capital en forma que proporcione trabajo al obrero?
  28. ¿Das a tus obreros ejemplo de patrón católico, modelo por tu piedad, tus costumbres y tu justicia?

c. Obreros

  1. ¿Obedeces y respetas a tus superiores?
  2. ¿Cumples los contratos justos?
  3. ¿Cuidas las cosas de tus patrones?
  4. ¿Les haces daño sin necesidad en sus bienes?
  5. ¿Malgastas sin necesidad materiales o energía?
  6. ¿Cuidas los instrumentos de trabajo como si fueran tuyos?
  7. ¿Trabajas con diligencia el tiempo debido?
  8. Si otro trabajara para ti, ¿te parecería sufíciente si rindiera lo mismo que rindes tú en tu trabajo?
  9. ¿Das buen ejemplo de honradez y fidelidad?
  10. ¿Guardas los secretos de fabricación de la empresa en que trabajas o has trabajado?
  11. ¿Impides, sin derecho, que trabajen otros que lo necesitan?
  12. ¿Son lícitos los medios que empleas para defender tus derechos?
  13. ¿Das buen ejemplo a tus compañeros de trabajo?
  14. ¿Eres responsable de la perversión de los jóvenes que trabajan contigo?
  15. ¿Te esfuerzas por mejorar el ambiente como lo harías si fueran hijos tuyos?
  16. ¿Influyes con tus blasfemias, palabras soeces, conversaciones inmorales, fotografías obscenas, etc., en la degradación de tu ambiente de trabajo?
  17. Si hay mujeres trabajando contigo, ¿las respetas como te gusta que se respete a tu mujer y a tus hijas?
  18. ¿Ayudas a tus compañeros en lo que necesitan, siempre que te sea posible?
  19. ¿Haces todo lo que puedes para acercarlos a Dios?

d. Señoras y amas de casa

  1. ¿Das a su tiempo el salario justo?
  2. ¿Guardas con tus empleados las leyes?
  3. ¿Tienes asegurados convenientemente a tus empleados?
  4. ¿Tratas a tus sirvientas con caridad cristiana, como a tus hermanas?
  5. ¿Te interesas por su bienestar, su salud, su familia … , en cuanto es posible?
  6. ¿Evitas cuanto puedes su perversión moral y los peligros de sus almas?
  7. Si tienes algún cargo o ejerces alguna autoridad, ¿la usas para tu utilidad personal, o para el bien de los demás, en espíritu de servicio? ¿Has cumplido tus promesas y contratos?
  8. ¿Te preocupas de que tus subordinadas no perviertan a otras?
  9. ¿Facilitas el ejercicio de los deberes religiosos de tus sirvientas?
  10. ¿Les encargas trabajos que ofenden su conciencia?
  11. ¿Les impones trabajos superiores a sus fuerzas?
  12. ¿Procuras que tus sirvientas tengan alimentación y habitación dignas?
  13. ¿Vigilas para que tus hijos no encuentren ocasión de pecado aun dentro del recinto doméstico?
  14. ¿Admites a tu servicio mujeres de dudosa reputación?
  15. ¿Les haces trabajar hasta altas horas de la noche?
  16. ¿Les niegas el necesario descanso?
  17. ¿Les insultas, zahieres, o maltratas?
  18. ¿Sabes mandar con amabilidad?

e. Señoras y amas de casa

  1. ¿Obedeces y respetas a tus superiores?
  2. ¿Cumples tus contratos justos?
  3. ¿Cuidas las cosas de tus patrones?
  4. ¿Les haces daño sin necesidad en sus bienes?
  5. ¿Trabajas con diligencia el tiempo debido?
  6. Si otro trabajara para ti, ¿te parecería suficiente si rindiera lo mismo que rindes tú en tu trabajo?
  7. ¿Das buen ejemplo de honradez y fidelidad?
  8. ¿Guardas los secretos que como sirvienta, mecanógrafa, telefonista, etc., conoces de las casas en que trabajas o has trabajado?
  9. ¿Registras cajones, escritos o cosas de tus señores?
  10. ¿Divulgas cosas íntimas de la familia o de la señora?
  11. ¿Eres responsable de la perversión de los jóvenes que trabajan contigo?
  12. ¿Te esfuerzas por mejorar el ambiente como lo harías si fueran hijos tuyos?
  13. ¿Influyes con tus blasfemias, palabras soeces, conversaciones inmorales, etc., en la degradación de tu ambiente de trabajo?
  14. Si hay hombres trabajando contigo, ¿les respetas como te gusta que se respete a tu marido?

f. Todos

  1. ¿Pudiste hacer bien a otros y no lo hiciste?
  2. ¿Cumples a conciencia tus obligaciones profesionales?
  3. ¿Eres egoísta olvidándote de los derechos o necesidades del prójimo, cuando entran por medio tus intereses?
  4. ¿Has cometido alguna injusticia?
  5. ¿Algún negocio sucio?
  6. ¿Obedeces a las leyes justas?
  7. ¿Has hablado de las autoridades con el respeto debido, reconociendo que el ejercicio del poder es cosa compleja y difícil, y que también los hombres honrados son capaces de error, o te has dejado llevar de críticas injustas, o simplemente inoportunas, que destruyen en lugar de construir?
  8. ¿Te portas en todo como ciudadano ejemplar, como corresponde a un buen católico?
  9. ¿Has despreciado conscienternente, la autoridad de un superior legítimo?

QUINTO MANDAMIENTO: NO MATAR

  1. ¿Has asesinado a alguien?
  2. ¿Has procurado el aborto?
  3. ¿Se ha producido?
  4. ¿Has cooperado a él?
  5. ¿Has intentado suicidarte?
  6. ¿Has incitado directamente a otros, al suicidio, al aborto, o a algún crimen?
  7. ¿Has puesto en peligro tu vida sin necesidad?
  8. ¿Has puesto en peligro tu vida o la de otros faltando a las leyes de tránsito; por ejemplo: adelantando sin visibilidad, encandilando con los faros, yendo en bicicleta de noche y sin luz, cruzando la calle sin mirar, etc.?
  9. ¿Has herido o golpeado a otro sin motivo razonable?
  10. ¿Has insultado a otros?
  11. ¿Has injuriado o maldecido?
  12. ¿Tienes odio o rencor a alguien?
  13. ¿Es odio a muerte?
  14. ¿Niegas el saludo o el habla a alguna persona sin causa razonable o demasiado tiempo?
  15. ¿Deseas en serio males graves para otro?
  16. ¿Te has vengado o deseado vengarte?
  17. ¿Te has entristecido de su prosperidad o alegrado de su desgracia?
  18. ¿Has sido causa de riñas o enemistades?
  19. ¿Fomentas antipatías?
  20. ¿Tienes paciencia con las flaquezas del prójimo?
  21. ¿Te dejas llevar de la vanidad y vanagloria?
  22. ¿Te has alegrado del mal ajeno o pesado de su bien?
  23. ¿Te has negado a perdonar y a hacer las paces?
  24. Si has ofendido a alguien, ¿le has dado satisfacción explícita o tácitamente?
  25. Si alguien te ha injuriado, ¿te has mostrado dispuesto a la paz y a conceder, por el amor de Cristo, el perdón; o mantienes deseos de odios y venganzas?
  26. ¿Tienes mal genio y riñes sin motivo?
  27. ¿Tratas al prójimo con altanería?
  28. ¿Has despreciado a tus prójimos, sobre todo a los pobres, débiles, ancianos, extranjeros y hombres de otras razas?¿Has impuesto tu voluntad a los demás en contra de su libertad y derechos? ¿Abusas de tus hermanos usándolos para tus fines, o portándote con ellos como no quisieras que se portasen contigo?
  29. ¿Resultas molesto con tus burlas o bromas pesadas?
  30. ¿Eres amable y servicial?
  31. ¿Tratas a los demás con caridad cristiana?
  32. ¿Te has embriagado hasta perder la razón?
  33. ¿Has bebido de manera que, por haberte alegrado demasiado, has cometido pecados que no hubieras cometido sinbeber?
  34. ¿Has dado bebidas con malos fines? ¿Has vendido bebidas a quien no debías?
  35. ¿Has dado mal ejemplo?,
  36. ¿Ha sido en algo grave que haya Inducido a otros a pecado?
  37. ¿Has escandalizado a otros enseñándoles o incitándoles a pecar gravemente?
  38. ¿Has sido causa consciente y voluntaria de pecados graves de otros, pudiendo y debiendo haberlo evitado?
  39. ¿Les ha dado fotografías, libros, revistas, periódicos malos?
  40. ¿Has dejado de mirar por el bien ajeno, pudiendo fácilmente evitar daños?
  41. ¿Has dado disgustos sin causa?
  42. ¿Ayudas a los necesitados según tus posibilidades?
  43. ¿Participas en las obras de apostolado y caridad de la Iglesia y en la vida de tu Parroquia? ¿Has orado por la unidad de la Iglesia, la evangelización de los pueblos, la realización de la paz y de la justicia?

SEXTO Y NOVENO MANDAMIENTO: NO FORNICAR – NO DESEAR LA MUJER DE TU PROJIMO

  1. ¿Has cometido alguna acción deshonesta?
  2. ¿A solas?
  3. ¿Con otra persona?
  4. ¿De qué sexo?
  5. ¿De qué clase: soltero, casado, pariente, etc.?
  6. ¿Te has puesto voluntariamente en peligro próximo de pecar gravemente, o no lo has evitado pudiendo y debiendo hacerlo?
  7. ¿Has tenido tactos deshonestos movido por la lujuria?
  8. ¿Has besado o abrazado con deseo deshonesto?
  9. ¿Has buscado conscientemente provocarte una excitación carnal?
  10. ¿Te has puesto en peligro grave, voluntariamente y sin causa que lo justifique, de provocarte movimientos voluptuosos y de consentir en ellos?
  11. ¿Has hecho gestos deshonestos? ¿Has dicho palabras malsonantes? ¿Has tenido conversaciones obscenas, contando chistes verdes o cantando canciones deshonestas?
  12. ¿Has leído, escrito o dibujado, por gusto, sin razón que lo justifique, cosas gravemente deshonestas?
  13. ¿Tienes libros, revistas, fotografías inmorales? ¿Los has prestado?
  14. ¿Has seguido leyendo un libro después de advertir que era un peligro para tu alma?
  15. ¿Has ido a espectáculos gravemente deshonestos?
  16. ¿Cooperas o encubres acciones deshonestas?
  17. ¿Tienes “amistades peligrosas” por pasatiempo, sin ánimo de casarte?
  18. Si tienes novio/a ¿te comportas con seriedad y sabes guardar la moderación debida en las manifestaciones de amor evitando el peligro de pecar?
  19. ¿Tienes amistades peligrosas?
  20. ¿Te has dejado acompañar de personas libertinas? ¿Has andado a solas con ellas?
  21. ¿Vas a sitios de perdición? ¿Llevas a otros?
  22. ¿Has tenido deseos deshonestos consentidos deliberadamente, aunque no los hayas ejecutado?
  23. ¿Eran con persona casada o que por alguna circunstancia tenga gravedad especial (pariente, del mismo sexo, etc.)?
  24. ¿Has tenido pensamientos deshonestos deleitándote voluntariamente en ellos? (no es lo mismo sentir malos deseos y tener malos pensamientos, que consentir deleitándose voluntariamente en ellos).
  25. ¿Has codiciado deshonestamente y con deliberación una persona que no es tu cónyuge?

SEPTIMO Y DECIMO MANDAMIENTO: NO ROBAR – NO CODICIAR LOS BIENES AJENOS

  1. ¿Has robado?
  2. ¿Ha sido con violencia, o a persona pobre, o en lugar sagrado, o con cualquier otra circunstancia agravante?
  3. ¿Has intentado o deseado robar al prójimo, o hacerle daño en sus bienes, o lo has aconsejado?
  4. ¿Has cooperado al robo en alguna forma, aconsejando, ayudando, encubriendo, etc.?
  5. ¿Has devuelto lo encontrado, si sabes de quién es?
  6. Si no lo sabes, ¿has procurado averiguarlo con diligencia proporcionada a la importancia de la cosa?
  7. ¿Has hecho daño grave voluntariamente a otros en sus bienes?
  8. ¿Has cooperado a sabiendas al daño del prójimo?
  9. ¿Has sido cómplice o encubridor de alguna injusticia?
  10. ¿Has rehusado, por egoísmo, presentarte como testigo de la inocencia de alguien?
  11. ¿Has cumplido los legados y testamentos?
  12. ¿Has comprado a sabiendas lo robado?
  13. ¿Has restituido lo robado y reparado el daño ocasionado según tus posibilidades?
  14. Si no lo has hecho ya, ¿estás dispuesto a restituir?
  15. ¿Te has aprovechado de la necesidad ajena para sacar el dinero?
  16. ¿Has hecho trampas en las compras o en las ventas? (Aunque lo que se robe cada vez sea poco, puede llegar a pecado grave por acumulación).
  17. ¿Has jugado cantidades grandes de dinero?
  18. ¿Has hecho trampas en el juego?
  19. ¿Has usado monedas falsas en las compras?
  20. ¿Has retenido dinero de otros, necesitándolo ellos?
  21. ¿Has prestado dinero con usura?
  22. ¿Has faltado a la justicia en tus contratos o negocios?
  23. ¿Has dado menos salario de lo justo?
  24. ¿Has cobrado más de lo justo?
  25. ¿Exiges dinero por un servicio al que estás obligado por tu cargo ya retribuido?
  26. ¿Cobras por servicios que no has desempeñado o desempeñado mal?
  27. ¿Cooperas, según tus posibilidades, a la implantación de justicia social?
  28. ¿Consideras como problema personal tuyo la tragedia de tus hermanos, los padres de familia sin trabajo, y la de todos aquellos que no ganan lo suficiente para sustentar a sus hijos?
  29. ¿Cumples con tu obligación de dar limosna?
  30. ¿Has derrochado en lujo y vanidades lo que a ti te sobra y otros necesitan?
  31. ¿Has cumplido con tus deberes cívicos? ¿Has pagado tus impuestos? ¿Qué uso has hecho de tu tiempo, de tus fuerzas, de los dones que Dios te dio? ¿Los has puesto al servicio del prójimo cuando te ha sido posible? ¿Los has usado en superarte y perfeccionarte a ti mismo? ¿Has vivido ocioso o sido perezoso?

OCTAVO MANDAMIENTO: NO LEVANTAR FALSOS TESTIMONIOS NI MENTIR

  1. ¿Has mentido con daño grave para el prójimo?
  2. ¿Ha sido una mentirilla sin importancia?
  3. ¿Has calumniado en cosa grave?
  4. ¿Has reparado los daños ocasionados por la mentira o la calumnia?
  5. ¿Has descubierto sin causa faltas ocultas, aunque sean ciertas?
  6. ¿Has revelado secretos sin razón seria y proporcionada para ello?
  7. ¿Has leído cartas de otros contra la voluntad de éstos?
  8. ¿Te has puesto a escuchar cosas secretas?
  9. ¿Has criticado sin motivo?
  10. ¿Has oído con gusto murmuraciones de otros ?
  11. ¿Has dado pie a esas murmuraciones?
  12. ¿Has sembrado discordias entre otros con cuentos y chismes, verdaderos o falsos?
  13. ¿Has dejado mal a tus compañeros delante de otros?
  14. ¿Has exagerado defectos ajenos?
  15. ¿Has dejado de restituir la fama, pudiendo?
  16. ¿Has juzgado mal de otro sin fundamento suficiente?
  17. ¿Has permitido la murmuración debiendo cortarla?

MANDAMIENTOS DE LA IGLESIA

(Nota: Los tres primeros se han incluido en los mandamientos de la ley de Dios).

  1. ¿Guardas el ayuno y la abstinencia conforme lo manda la Iglesia y según corresponde a tu estado?
  2. ¿Colaboras según tu posición a los gastos del culto y clero o a las obras de apostolado?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *