La Pasión de Cristo 65 – Visiones de Ana Catalina Emmerich – Liberacion de Jose de Arimatea – Audio y lectura

 

La Pasión de Cristo 65 – Visiones de Ana Catalina Emmerich – Liberacion de Jose de Arimatea – Descarga aquí

JOSÉ DE ARIMATEA MILAGROSAMENTE LIBERADO

Poco después de la vuelta de la Santísima Virgen junto a las santas
mujeres, vi a José de Arimatea rezando en prisión. De pronto, su celda se
llenó de luz y oí una voz que lo llamaba por su nombre. El tejado se levantó
dejando una abertura, y vi allí una forma luminosa que le echaba una
sábana que me recordó mucho la que había servido para amortajar a Jesús.
José la cogió con ambas manos y se dejó alzar hasta la abertura, que se
cerró detrás de él. Cuando llegó a lo alto de la torre, la aparición
desapareció.
José siguió la muralla hasta cerca del cenáculo, que estaba en las
inmediaciones de la muralla meridional de Sión. Entonces bajó y llamó a la
puerta. Los discípulos estaban muy afligidos por la desaparición de José, y
creían que habría sido muerto y arrojado a una acequia. Cuando le vieron
entrar, su alegría fue inmensa. Contó lo que le había sucedido; ellos dieron
gracias a Dios. Después de comer un poco de lo que los discípulos le
ofrecieron, se fue de Jerusalén por la noche y se dirigió a Arimatea, su
patria. Allí permaneció hasta que supo que ya no corría peligro.

1 comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *